Para que pueda trabarse una verdadera amistad, es preciso prescindir de la superioridad que puedan otorgar la edad, los honores, las riquezas o el poder. El único motivo que nos debe incitar a la amistad es la #búsqueda de las virtudes y el mutuo perfeccionamiento, decía Confucio.

Los #amigos son, en realidad, la familia que hemos elegido. Un amigo es como nuestro otro yo, el que nos entiende, el que nos escucha en silencio y sólo habla para confortar. El que nos tiende una mano cuando estamos por caer y nos seca las lágrimas.

Un amigo es con quien podemos planear un #viaje sabiendo que pasaremos una temporada maravillosa, compartiendo la experiencia de volar, de conocer otro país, de experimentar otras comidas y conocer otras culturas.