No es necesario ser rico en dinero, cuando se tiene riqueza de espíritu, de amigos, de ideas, de #planes y de voluntad para avanzar hacia el futuro.

Con esa mentalidad, organizar un #viaje no se hace complicado, ya que si el objetivo es puesto en cómo y con quién, el dónde y el cuándo son meras participaciones.

De qué vale un #hotel cinco estrellas si no se tiene la compañía adecuada, ideal? De qué vale un atardecer maravilloso si no se tiene con quien compartirlo? De qué vale el mejor champagne si no se tiene con quien brindar?

La mayor riqueza del hombre es la amistad, la familia, los sentimientos. Esa es la base y la energía: el amor. Con ese motor se avanza, con ese motor se llega a conocer el mundo.