Para viajar con niños hay que prepararse muy bien y organizarlo todo muy minuciosamente, para que no se te escape ningún detalle. Más aún si el viaje es largo, puesto que en viajes que duran muchas horas, los niños suelen ponerse inquietos…

Aquí van algunos consejos que podrán serte muy útiles a la hora de organizar el viaje:

- Intenta planificar un viaje nocturno. De esa manera, la mayor parte del tiempo ellos estarán dormidos, más aún si han tenido un día muy movido! Luego de darles una cena liviana, nada mejor que acomodarlos para que se sientan confortables, y dejarlos dormir con tranquilidad. Así, tú también podrás aprovechar para descansar.

- Es muy importante que puedas elegir un buen lugar en el avión, y este es en los primeros asientos, ya que el espacio es mayor y están cerca de los baños.

- De acuerdo a la edad de los niños, llévales libros para pintar, pequeños juegos para que se entretengan, si son muy pequeños, sus ositos de peluche y, si les gusta la música, llévales algún dispositivo donde puedan oír sus canciones favoritas. Nadie mejor que tú para conocer sus gustos y las cosas que más les gustan para estar entretenidos!

- Vístelos con ropas cómodas, para que no se sientan apretados ni a disgusto. Lleva en el equipaje de mano mudas de ropa, para cambiarlos cuando sea necesario o si se llegan a volcar una bebida, por ejemplo. El estar cómodos y limpios hará que estén tranquilos también.

- Intenta viajar acompañada de otro adulto, para que no te sea tan pesado el control de los niños –si viajas con más de uno. Si eso no es posible, no dudes en pedir ayuda a las azafatas. Ellas están entrenadas y a los niños les gusta ese intercambio, lo consideran una aventura!